10-50-off

Las agencias de publicidad o diseño digital radicadas en Europa o Norteamérica siempre supieron que delegar trabajo en América Latina incrementa considerablemente sus márgenes de ganancia. Aún así, históricamente fue bajo el porcentaje de agencias que subcontratan o delegan trabajos a empresas o freelancers en otro continente.

La razón principal probablemente sea la idea de que la enorme distancia y la dificultad de comunicación cara a cara dificultarían establecer una relación comercial de confianza. El costo de producción no era la principal variable a tener en cuenta ya que los clientes estaban dispuestos a pagar el precio del desarrollo. Sin embargo, desde que comenzó la crisis internacional el panorama cambió. Los clientes ya no cuentan con un presupuesto tan elevado y solicitan rebajas.

Al mismo tiempo se ve una situación paradójica: la publicidad online crece y las empresas están apostando fuerte por Internet con el objetivo de reducir sus costos publicitarios, sabiendo que con mucho menos dinero llegan a la misma cantidad de potenciales clientes que pautando en medios tradicionales. Esto incrementa de manera importante la demanda de desarrollo web, pero lamentablemente los presupuestos son limitados.

Entonces las agencias se ven en la situación de atender una demanda creciente pero que les exige bajos precios. Allí es cuando comienzan a ver el outsourcing como una opción viable, ya no son tan importantes los riesgos ni los problemas de comunicación, hay necesidad de bajar costos de la manera que sea posible y sin detrimento de la calidad.

Esta situación se constituye en una oportunidad para quienes hacemos outsourcing en Latinoamérica. La crisis va a pasar y la situación se va a estabilizar, pero los contactos que habremos realizado en esta época quedarán por mucho tiempo. Las agencias que tenían miedo a la subcontratación extranjera habrán visto que no hay ningún peligro en la delegación y nos seguirán contratando (aún cuando ya no tengan la necesidad urgente de bajar sus costos) porque habrán visto que pueden trabajar con nosotros de la misma manera que con cualquier otra empresa de su país.

Para aportar otros argumentos a esta idea les recomiendo esta entrevista sobre outsourcing de mano de obra hacia América Latina que CNN ha realizado a Alec Oxenford, fundador de DeRemate y OLX.